Al querer demostrar a los fanáticos que se equivocan, no hay que olvidar que ellos se quieren equivocar
-André Maurois